Publicado el 2 comentarios

TORTILLA DE PATATAS PERFECTA

Tortilla de patatas

De todos es sabido que son pocos los platos que con ingredientes tan económicos y sencillos tiene tanto éxito.

Pero hacerla bien tiene sus secretos:

1º) La patata.

Lo fundamental es elegir bien la variedad de patatas. Cuanto más blanda sea esta mejor nos resultará.  Lo ideal es que las cortemos de forma irregular, para que queden más doradas de un lado y menos en el otro.

2º) La cebolla.

¿Le debemos poner cebolla? La cebolla no es un ingrediente obligatorio. Si se decide ponérsela tenemos distintas opciones:

  • freírla junto con las papas o
  • freírla aparte, pero que no tome color.

3º) El aceite.

Una tortilla de patatas perfecta debe llevar el mejor aceite. Yo aconsejo usar un buen aceite de oliva virgen extra, en todos los casos.

4º) La fritura.

En este sentido también hay varias opciones. Por lo general la mayoría coincide en utilizar mucho aceite para freír la patatas: comenzar con un fuego suave, subir la temperatura, y terminar dorando a fuego fuerte.

5º) El huevo.

Se aconseja que los huevos sean bien frescos y en lo posible de gallina alimentada al aire libre. Un huevo ecológico aporta un sabor diferente y realza el sabor de la tortilla.

Se recomienda mezclarlo apenas para no acelerar la coagulación y no salar con antelación. La proporción cambia según el gusto del comensal, pero si tuviésemos que decidir una cantidad, lo ideal sería uno grande por cada 100 gramos de patata sin pelar. Después de mezclar el huevo y la patata, hay que dejar reposar unos segundos.

6º) La técnica.

Por último queremos resaltar que esta mezcla de patatas ya fritas, cebolla y huevo, se añadirá a la sartén cuando está bien caliente el aceite.

Debemos dejar cuajar unos segundos, daremos la vuelta y volveremos a dejar cuajar otra vez.

El punto depende de lo cuajada o jugosa que se desee.

SI TE HA GUSTADO COMPARTE

2 comentarios en “TORTILLA DE PATATAS PERFECTA

  1. Discrepo en alguna cosa. La patata no se fríe, se pocha en poco aceite; unos 120 ml por kg de patata es suficiente. La cebolla aparece en las primeras referencias a este plato originario de Villanueva de la Serena, por tanto si lleva cebolla, pero a quien no le guste, que no se la ponga. Si la cebolla toma un poco de color, se glasea sin tostarla, le da mejor sabor, pero esto ya es de mi gusto personal. Por lo demás, enhorabuena por el artículo.

    1. Gracias Santi por tu comentario. Siempre estamos abiertos a aprender y a recibir consejos.
      Un coridal saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *