Publicado el Deja un comentario

Cocinar al vapor

cocinar al vapor

cocinar al vapor

La cocina al vapor es una de las técnicas culinarias más antiguas del mundo.

En los últimos años este método se ha convertido en uno de los más empleado por aquellas personas que quieren comer sano sin renunciar a disfrutar de recetas sabrosas y rápidas.

Es por ello que, la idea de que se trata de un tipo de cocina sosa y algo insulsa ha dejado paso a una etapa en la que el vapor se ha convertido en uno de los procedimientos más utilizados tanto en los hogares como en los fogones de los grandes chefs de renombre.

Ya no se considera una cocina exclusiva de las personas que están a dieta o que tienen algún tipo de problema digestivo,

El motivo del gran boom de la cocina al vapor no es otra que las muchas bondades que caracterizan a esta técnica. Tiene argumentos más que sólidos para poner a este método en el lugar que merece:

  • Los alimentos conservan todos sus nutrientes, vitaminas y minerales.
  • No se añaden grasas ni aceites extra.
  • Preserva el sabor, la textura y el aroma original de los alimentos.
  • Los productos quedan más jugosos.
  • Los alimentos no se queman ni se pegan.
  • La cocción al vapor es una técnica muy limpia.
  • Resulta muy económica porque no hay que añadir aceite y se pueden cocinar varios productos a la vez.

Algunos trucos para cocinar al vapor

El procedimiento muy sencillo que no requiere de grandes conocimientos en los fogones.  Consiste en cocer un alimento con el vapor que se produce a través de la ebullición de un líquido que se encuentra debajo de él.

Lo más normal es utilizar agua hirviendo para generar vapor, pero hay otras opciones que hacen este tipo de cocción  más sabrosa. 

Te mostramos algunos consejos:

  • Con caldo de carne o de verduras: el vapor procedente del caldo de carne, ya sea pollo o ternera, así como del caldo de verduras es ideal para hacer más gustosos algunos alimentos como arroces, pastas o aves.
  • Con vino: tanto el vino blanco como el vino tinto son un buen ingrediente para cocinar al vapor carnes y aves. También resulta muy recomendable para cocer frutas como las peras o las manzanas.
  • Con leche: aunque es un método menos común, también se puede usar el vapor que emana de la leche en ebullición para cocer carnes, pescados y arroces. El resultado es más sabroso.
  • Con agua: es el procedimiento habitual y más barato. Para darle un toque de sabor se puede incluir en el agua hierbas aromáticas, cebolla, cáscara de limón, rodajas de naranja… Estas opciones son ideales para cocer pescados, mariscos, aves y pastas.

Hay que tener en cuenta que para la cocción al vapor el líquido que está hirviendo nunca puede tocar el producto y éste siempre ha de estar tapado para no perder el sabor ni los aromas. 

Para sacar el máximo partido a nuestros platos cocinados al vapor te recomendamos:

  • Sazona bien el alimento antes de ponerlo a cocer. Así potenciarás su sabor.
  • Sustituye el agua por caldos aromatizados o enriquecidos con especias tal y como ya te hemos comentado.
  • Asegúrate de conocer la temperatura de cocción recomendada para cada alimento. Ten en cuenta que  cuanto más delicado sea el género,  menor será la temperatura requerida.
  • Corta las verduras en trozos finos y pequeños, a ser posible todas de tamaño similar. Esto hará que necesite menos tiempo de cocción y todas se cocerán a la vez. De esta forma, deteriorará menos el alimento.
SI TE HA GUSTADO COMPARTE
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *