Publicado el Deja un comentario

BIZCOCHO CASERO Y SENCILLO

BIZCOCHO CASERO Y SENCILLO

Para quienes nunca lo habéis intentado hacer un bizcocho, hoy os traigo una una receta muy fácil de hacer y bastante económica.

Ingredientes:

– Un yogur natural (el envase de este será el que usaremos para medir el resto de ingredientes)
– Tres vasos de harina de repostería
– Dos vasos de azúcar
– Un vaso de aceite de oliva virgen extra
– Tres huevos grandes
– Un sobre de levadura
– Piel de un limón bien lavada y rallada

Preparación:

En esta receta vamos a utilizar un yogur en su preparación. Para medir el resto de ingredientes se emplea el vaso del mismo como medidor. Esto hace que sea más cómodo al no tener que pesar o calcularlos con otros medios.

Para su realización, empezaremos mezclando el yogur, el aceite de oliva, el azúcar y los huevos en un recipiente.  A mi me gusta  batirlos con la batidora hasta que quede todo bien mezclado formando en una masa homogénea.

Una vez que tenemos todo bien ligado agregamos la levadura y la harina. Es conveniente tamizar la harina para quitarle los posibles grumos e impurezas que pudiera tener.

La vamos agregando  poco a poco sin dejar de remover, para evitar que no se formen molestos grumos en la mezcla.

Agregamos al final la ralladura de un limón que le va a dar un sabor y un aroma muy bueno al bizcocho una vez hecho.

Elegimos un molde  para bizcochos, el cual vamos a untar con mantequilla y a espolvorear un poco con harina. De sta forma conseguiremos que se peque el bizcocho a dicho molde al hornearlo.

Vertemos la masa resultante sobre el mismo, la cual no debe sobrepasar los dos tercios del molde para que suba bien sin salirse del mismo.

Introducimos en el horno precalentado a 180ºC.

Lo dejamos hornear unos 40 o 45 minutos a la misma temperatura. Este tiempo puede cambiar un poco de un horno a otro.  Lo mejor es estar pendientes y cuando el bizcocho tenga buen color por fuera comprobar que está bien hecho por dentro. para lo que lo pinchamos con un pincho, que debe salir limpio, lo que nos indicaría que nuestro bizcocho está en su punto.

Por contra, si sale con restos de la masa del bizcocho, lo dejamos hornear unos minutos más antes de sacarlo del horno. 

SI TE HA GUSTADO COMPARTE
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *